El síndrome del impostor

La mente es poderosa y si no sabes como controlarla puede ser muy peligrosa tanto que podrías despreciar tus éxitos y caer en el síndrome del impostor